Santa María de la Alameda, Sierra Oeste

Dificultad AltaSenderismoFormato Circular

Imprimir

Ficha técnica

TIPO DE ITINERARIO Circular
SEÑALIZACIÓN Parcialmente señalizada
DIFICULTAD
Alta
DISTANCIA APROXIMADA
16,300 km
DURACIÓN APROXIMADA
5 h y 30 min
DESNIVEL
525 m
ÉPOCA ACONSEJADA
Evitar los días fríos y calurosos

 

Perfil

Acceso al punto de inicio: Por la A-6 hasta la salida 47, donde se coge la M-600 hasta El Escorial para allí continuar por la M-505 en dirección Ávila. A la altura de La Paradilla, tomar la M-538 para llegar al núcleo poblacional de Santa María Estación, donde está la estación de ferrocarril.

Las parameras serranas de Santa María de la Alameda son el mejor ejemplo de este tipo de subecosistema propio de altitudes elevadas de toda la Comunidad de Madrid y un lugar privilegiado para la observación de aves forestales y de alta montaña. Es posible ver ejemplares de águila real (Aquila chrysaetos) sobrevolando la zona. La ruta propuesta es larga y cuenta con un tramo de 2,500 km en el que hay que salvar un desnivel de 300 m, algo que debe tener muy en cuenta a la hora de decidir si va a realizar o no este itinerario.

Desde la estación de ferrocarril de Santa María de la Alameda, hay que salir del núcleo urbano yendo hacia la izquierda y comenzar el recorrido por una carretera que se abandona 700 m más adelante, para continuar por la vía pecuaria Vereda de la Cruz Verde –las veredas son aquellas vías pecuarias con una anchura de hasta 20 m–, que atraviesa parajes poblados de pinos y jaras. Por ella se continúa a lo largo de 2,500 km. Al poco de abandonar la vía pecuaria hay que ir hacia la derecha, en dirección a Navalespino, uno de los siete núcleos poblacionales que forman el término municipal de Santa María de la Alameda, de importante tradición ganadera. En él se conservan viviendas rurales y numerosos ejemplos de arquitectura agropecuaria como pilones, un potro de herrar y una herrería en perfecto estado.

Tras cruzar Navalespino, la ruta continúa por la carretera M-955, que conduce al pueblo de Santa María de la Alameda –núcleo originario del término municipal, donde se encuentran el Ayuntamiento, construido en 1896, y la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Alameda, que data de finales del siglo XVI, es de estilo gótico tardío y el edificio más importante del municipio–. Nada más llegar a Santa María de la Alameda, hay que girar hacia la derecha, en dirección a la estación de ferrocarril, para alejarse del pueblo, esta vez por la carretera M-535, por la que se recorren 2,400 km antes de tomar una pista de tierra por la que se inicia el descenso hacia el núcleo poblacional de Santa María Estación. Finalmente, se llega a la M-538 –sobre el trazado de la Vereda de la Cruz Verde–, que hay que coger hacia la derecha para regresar a la estación de ferrocarril y dar por finalizada la ruta.

{module QRMaker|right}