De Collado Mediano al yacimiento romano de Miaccum

Dificultad BajaAptas para NiñosSenderismoFormato Circular

Imprimir

Ficha técnica

TIPO DE ITINERARIO Circular
SEÑALIZACIÓN Parcialmente Señalizada
DIFICULTAD
Baja
DISTANCIA APROXIMADA
10.500 m
DURACIÓN APROXIMADA
3 h y 30 min
DESNIVEL
120 m
ÉPOCA ACONSEJADA
Evitar el verano y los días muy carulosos

 

Acceso al punto de inicio: Por la A-6 hasta la salida 39. Se toma la M-601 en dirección al Puerto de Navacerrada hasta una rotonda que permite la incorporación a la M-863. A Collado Mediano se accede por la avenida de Buenos Aires, que llega a una rotonda junto a la que está la iglesia.

El itinerario discurre casi íntegramente por diversas vías pecuarias que recorren el municipio de Collado Mediano, atravesando sus dehesas. Pasa por cordeles, veredas, descansaderos y una cañada real, la Cañada Real de Merinas, nombre que recibe la Cañada Real Segoviana a su paso por esta comarca madrileña. Incluso transcurre por una antigua calzada romana que conduce al yacimiento de Miaccum, en una amplia explanada rodeada de fresnedas y en la que pueden verse milanos reales.

La ruta empieza en la Iglesia de San Ildefonso, de 1782, planta de cruz latina y nave rectangular y con una torre cuadrada y un valioso retablo en el altar mayor de finales del siglo XVII. Se construyó con las piedras del antiguo templo y de la Ermita de San Juan y fue esencial la colaboración de los vecinos que ayudaron económicamente, hicieron argamasa, andamiaron y extrajeron y recortaron piedras. Desde allí, hay que bajar por la M-623, en dirección a Guadarrama, y seguir las indicaciones al yacimiento romano para llegar a la rotonda de Las Dehesillas, donde el recorrido comienza a hacerse por distintas vías pecuarias y entre fresnedas.

Así se llega a una antigua vía romana que conduce a una amplia explanada donde está el yacimiento de Miaccum. Este tramo de calzada formaba parte de la Vía XXIV que, procedente de Segovia, alcanzaba Titulcia y Complutum. Excavada en roca de granito, está reforzada por sólidos laterales cuadrangulares. Su núcleo interior se compone de rocas de mediano tamaño mezcladas con tierra y limo, una capa de piedras redondeadas y, finalmente, otra de rodadura de arena y limo. Sus 4 m de ancho facilitaban el paso a las caballerías y los carros que iban a ascender o descender el Puerto de la Fuenfría. El yacimiento, por su parte, muestra los restos de la posada (statio) de Miaccum, que servía de refugio y lugar de descanso a quienes recorrían el tramo más complejo de la Vía XXIV.

Otro de los atractivos es que, si mira al cielo con calma, resulta fácil avistar algún milano real (Milvus milvus), una mediana rapaz rojiza, de cola ahorquillada y vuelo muy ágil, durante el cual se distingue por las manchas blancas y muy visibles en la parte inferior de sus largas y acodadas alas.

Tras cruzar la explanada (Punto 10), pude acortar la ruta o hacerla íntegra, continuando hasta alcanzar la M-619 a la altura del km 4, momento en el que se toma una nueva vía pecuaria que realiza un brusco cambio de sentido para regresar a Collado Mediano. Este último tramo se hace entre naves ganaderas.

{module QRMaker|none}