Las pendientes, el estado del camino, los cruces con carreteras, pueden endurecer el recorrido, por lo que estos factores se han incluido a la hora de atribuirle mayor o menor dificultad.

Rutas de Dificultad Baja

Rutas de Dificultad Media

Rutas de Dificultad Alta